Inventario de Ciudades y Poblaciones Históricas: Nuestra Señora de la Asunción (Paraguay)


María Teresa Gaona

 

Índice

1.Ubicación

2.Principales datos históricos

3. Importancia histórica y cultural

4. Principales etapas históricas

5. Elementos Patrimoniales materiales existentes en la actualidad

6.Conservación

7. Fotografías 

8. La Autora

9. Bibliografía

 

 

 

1. Ubicación

Localización:

Siendo la capital de la República, está localizada en  el Departamento Central del Paraguay, sobre el Río Paraguay, en un lugar central, casi equidistante del resto del país.

 

Emplazamiento geográfico:

Coordenadas geográficas:  25º 18´ de latitud sur; 57º 40´ de longitud oeste

Altitud promedio sobre el nivel del mar: 110 metros

Mapa de ubicación y descripción de accesos (a escala nacional, regional y local)

                      

 

 

 

2. Principales datos históricos

Época de fundación

La ciudad de “Nuestra  Señora de la Asunción” del Paraguay, fue fundada[1] el 15 de agosto de 1537, por Juan de Salazar y Espinoza, como Casa-fuerte y Puerto.

Se convierte en ciudad mediante una solemne Acta firmada el 16 de septiembre de 1541, en la que se establecen: Cabildo, Justicia y Regimiento.[2]

 

Función

1.      Fundada como un Fuerte, era la ciudad cabecera de la conquista de América  por el sur. Cumplía la función de puerto [3] y centro de la conquista de nuevos territorios.

2.      En 1617, se crearon las gobernaciones de Buenos Aires y del Guairá, quedando Asunción como capital de esta última.

3.      Luego de la  independencia, fue declarada Capital de la República del Paraguay.

4.      Desde la época colonial, hasta nuestros días, es el principal puerto comercial  y, dada su ubicación,  permite acceder a todo el territorio paraguayo

5.      Desde la colonia, es el centro de distribución de la red caminera del Paraguay y, además, el de los intercambios internacionales, terrestres, aéreos y fluviales.

 

RELACIÓN CON LA RED DE CAMINOS

1.      En la primera etapa de la conquista, fue el punto de partida de las expediciones que buscaban el mítico “El Dorado”.

2.      Desde el sur, fue y es el final del  tramo terrestre y del fluvial del camino que une Buenos Aires con Asunción.

3.      Era el centro de los Caminos Reales que salían de Asunción, hacia el interior y el exterior,  siguiendo antiguos caminos guaraníticos.

 

CANTIDAD DE POBLACIÓN

        1615 =        342 habitantes  (realizado por Juan López de Velazco)

        1682 =     9.675 habitantes  (realizado por el Obispo Faustino de las Casas)

        1721 =   26.617 habitantes

        1886/7 = 24.838 habitantes

        1889 =   51.719 habitantes

        1924 = 103.750 habitantes

        1950 = 206.634 habitantes (Dirección General de Estadísticas Encuestas y Censos)

        1962 = 309.660 habitantes (Dirección General de Estadísticas Encuestas y Censos)

        1972 = 424.409 habitantes (Dir. Gral. de Estadísticas Encuestas y Censos)[4]

        1982 = 455.517 habitantes (Dirección General de Estadísticas Encuestas y Censos)

 

 

TIPOLOGÍA DE LA TRAZA:

a)      Traza Orgánica:

a.1. Época Colonial:  Su traza original, hasta el siglo XIX, seguía la topografía accidentada del lugar. El terreno sobre el que se fundó, era un recodo del Río Paraguay con una fuerte pendiente hacia la bahía (hoy llamada Bahía de Asunción), y estaba surcado por numerosos arroyos y, en las partes bajas, por barrancos formados por los intensos raudales. Los lugares altos eran pequeñas colinas, aisladas en tiempos de lluvia.

La traza, adaptada a este entorno físico, tenía un foco central: el puerto, a partir del cual crecía en forma radial ocupando los lugares altos y, especialmente hacia el este, siguiendo el curso del Río.

a.2. Época actual: En el Plano de la Ciudad de Asunción pueden ser localizados sectores cuya traza es orgánica, en antiguos barrios periféricos organizados alrededor de una iglesia que se ubicaba, generalmente, en una de las colinas. Esta traza se detecta también en las zonas aledañas al río.

Pero, a diferencia de la organicidad de la época fundacional, ella se debe a la forma abigarrada, sin loteamiento y sin planificación, de la ocupación de terrenos fiscales  por contingentes de migración campesina.

 

b)      Traza Reticular:

b.1. Época colonial: en este periodo, Asunción, no tiene un trazado en damero[5].

b.2.  Época de la Independencia: En la década de 1820, el Dr. Gaspar Rodríguez de Francia realizó el primer trazado en damero que se consolidó durante el gobierno de Don Carlos A. López, (1840 en adelante).

b.3. Época actual: La tendencia general de los loteamientos es el de la traza reticular. Como no existió un plan regulador, y debido al crecimiento alrededor de las calles principales, a la venta aislada de parcelas de terrenos particulares y a las ocupaciones de sectores de la ciudad, en muchas ocasiones, las calles no siguen una línea recta y continua.

 

 

 

3. Importancia histórica y cultural

·        En el siglo XVI, se inició la conquista de América por el sur, que se realiza utilizando la cuenca del Río de la Plata y fundando fuertes y casa-fuertes, en las márgenes de los ríos que cumplían la función de cabecera de descubrimiento y/o exploración de los territorios interiores así como de puertos de comunicación. Este es el papel que Asunción cumplió y que fue reforzado al despoblarse varias ciudades argentinas, (debido a la hostilidad de los indígenas), y ser trasladada su población  a ella, concentrando el poder de la Corona.

·        Una de las pocas ciudades cuyo trazado no se adaptó a las Leyes de las Indias

·        Desde Asunción, se fundaron y se refundaron Buenos Aires y otras ciudades, por lo que se conoce a Asunción, según el poema de Eloy Fariña Núñez, como “Madre de Ciudades”

·        De los ochenta núcleos españoles fundados, hasta el siglo XVI, sólo subsistió en su emplazamiento original la ciudad de Asunción.

·        Sólo en el siglo XIX, 1821-1842, se inició el trazado en damero sobre la traza original, de la cual quedan vestigios.

·        Durante el gobierno de Don Carlos A. López, (mitad del siglo XIX), fueron contratados técnicos europeos, especialmente ingleses. Entre ellos Taylor quien diseñó, entre otras obras, fuertes, algunas estaciones y el trazado del ferrocarril, así como el actual palacio de gobierno (ex-palacio del Mariscal  Francisco Solano López)

·        En esta época se desarrolló, en el plano musical, la polca paraguaya, que según algunos historiadores es una imitación popular de la música y los bailes de salón de la época.

·        Durante el gobierno del Mariscal Francisco Solano López se contrataron más  profesionales extranjeros, especialmente italianos, a efecto de continuar con el proceso de hermoseamiento de las ciudades y el desarrollo de la educación y la manufactura. Entre los arquitectos llegó a Asunción Ravizza, quien diseñó el Oratorio de la Virgen de la Asunción y Panteón de los Héroes, el Teatro Municipal, a más de algunos palacios para la familia López.

·        La guerra, de 1864/70, conocida como de la “Triple Alianza” comenzó lejos de Asunción. Las tropas brasileras, uruguayas y argentinas la ocupan desde inicios de 1869 hasta mediados de 1876.

·        Parte de la burguesía, especialmente de Argentina,  realizó inversiones en el Paraguay. Los que se quedaron a vivir, construyeron viviendas, generalmente en la ampliación de la traza urbana de Asunción, importando de sus países  el estilo arquitectónico de la época.

·        La defensa del Chaco Paraguayo se gesta en esta ciudad, y las arengas populares más famosas fueron realizadas por profesores de la Facultad de Derecho, que funcionaba en la ex­ casa de Madame Lynch.

 Durante la Guerra del Chaco, 1932/35, prestaron valiosa colaboración la Municipalidad de Asunción, a través de su Departamento de Salubridad e Higiene,   Hospital de Clínicas y la Facultad de Medicina, numerosos colegios y algunas casas privadas que cumplieron el papel de “hospital de sangre”. Los ciudadanos se organizaron para ayudar y apoyar a los combatientes.

 

 

 

 

 

4. Principales etapas históricas

a.- Época Fundacional

El lugar exacto de la Fundación de Asunción (1537) no ha sido verificado arqueológicamente hasta la fecha. La versión más antigua sostiene que fue fundada en la margen izquierda del río Paraguay, en el sitio ubicado sobre la actual calle 15 de Agosto y Barranco del Río, lugar conocido como Loma Cabará, quedando la Bahía o el Riachuelo al este de la Casa-Fuerte. Las versiones modernas ubican el lugar de la fundación, también en la margen izquierda, pero en el lugar donde fue construido el antiguo Colegio Jesuítico, conocido como Casa de la Cultura y actual edificio de la Cámara de Diputados.

Según los relatos de la época, el lugar fundacional, era una pequeña entrada del río, resultado de la confluencia de los arroyos Pozo Colorado y  Los Patos que conformaban una pequeña barranca donde las carabelas podían resguardarse. El lugar, estaba lleno de vegetación y arroyos[6], pero debido a la fuerte pendiente hacia el río, también estaba surcado por barrancos y sujeto a constantes inundaciones. En el siglo XVII, el desvío del arroyo Caracará,  modificó esta geografía dando origen a bancos de arena como el de San Miguel.

La ciudad se desarrollaba,  en torno a la Casa-Fuerte y la mayoría de la población se concentraba alrededor del núcleo formado por la Plaza Mayor y el área portuaria. Las construcciones, muy precarias,  sufrieron un incendio accidental. en 1543[7]. La reconstrucción se llevó a cabo a partir de una nueva traza, abierta e irregular que, respetando las características topográficas del terreno, permitió una mayor separación entre las viviendas.

No se conocen vestigios de edificios de esta época, debido a la precariedad de las construcciones y a la ausencia de investigaciones arqueológicas. La inclemencia del clima y la amenaza de los raudales e inundaciones obligó a la constante reconstrucción, pero pocos edificios públicos fueron reconstruidos en el mismo lugar.

Debido a la alianza de los guaraníes con los españoles, algunos de estos se unieron a las hijas de los caciques y fueron a vivir a sus parajes dando origen a algunos  barrios como Tacumbú, Cevallos-cué, Ysaty (hoy Lambaré), y otros.

La vida cultural era escasa y se circunscribía a actividades relacionadas a la iglesia o las familias. La primera orquesta de Asunción fue creada en 1545.

 

b.- Siglo XVII a XVIII

La ciudad no había cambiado básicamente de fisonomía pero había crecido en forma dispersa, siguiendo la nueva traza. La población asentada en el centro, concentraba el poder político y el religioso y, la ubicada en la periferia, el económico. A inicios del siglo XVII, Hernandarias impulsó las obras públicas con la  construcción del Hospital de San Sebastián  y la terminación del Cabildo y la Iglesia de San Blas.

Desde finales del siglo XVII y durante gran parte del XVIII, la continua amenaza de indígenas y bandeirantes, junto a la creación de nuevos pueblos y las necesidades de la defensa, impidieron el desarrollo de Asunción. Esta inestabilidad y la amenaza de raudales  e inundaciones, afectó a las obras y edificios y fue casi imposible mantener la infraestructura urbana. Años después, en1786, se construyeron las primeras murallas de contención (desde el Puerto de Lucha hasta el Cabildo).[8]

El proceso de expansión de la ciudad se desarrollaba, principalmente, sobre los lugares altos. Desde el río podían contarse siete colinas[9]: 1) LOMA CABARÁ, el área fundacional de Asunción; 2) LOMA SAN GERÓNIMO: donde antiguamente existía una Ermita dedicada al santo; 3) LOMA CLAVEL: actual cuartel  de Infantería de Marina; 4) LOMA CACHINGA: al sur del actual Hospital de Clínicas; 5) LOMA DEL MANGRULLO: actual Parque Carlos A. López; 6) la actual LOMA DE LA ENCARNACIÓN; y 7) LOMA DE LAS PIEDRAS DE SANTA CATALINA, actual Escalinata Antequera.

La ciudad se abría en abanico, respetando la topografía, formando pequeños islotes irregulares donde se localizaban las parroquias de San Blas, San Roque y la Encarnación y, en la periferia, los Conventos de la Merced, San Francisco y Santo Domingo. Según, Moreno, fuera del centro de la ciudad, las parcelas eran amplias permitiendo el desarrollo de la vida familiar en pequeñas casas-quintas. (Ver Plano de César).

La administración espacial de  Asunción se ejercía a través de las parroquias, que en la época colonial eran tres: Catedral, Encarnación y San Blas, creándose a finales el siglo XVIII, la Vice-Parroquia de San Roque. Hacia 1782, se realizó la primera división en tres barrios del centro de Asunción: Encarnación, Chacarita (hoy Brugada y San Blas) y Recoleta.

El centro de la ciudad se desarrollaba sobre la calle paralela al río que era el eje principal y unía dos área centrales de la ciudad: el puerto y la Plaza Mayor o Plaza Real[10], alrededor de la cual se ubicaban según Gutiérrez, en el siglo XVIII, la Catedral, el Cabildo, la Casa de los Gobernadores, el Teatro de las Comedias y el Colegio e Iglesia de los Jesuitas. En el centro se alzaba el “rollo” y la “picota”, emblema de la justicia[11], así como los tablados, desde donde juraban el gobernador y los cabildantes.

Las viviendas tenían patios, eran de un piso y se construían con material precario (adobe o tapia francesa). Desde finales del siglo XVIII, se utilizaron troncos de árboles como pilares y se mejoró la ornamentación utilizando rejas y balaustras. En esta época, la ciudad se volvió más habitable pues se rellenaron zanjones, se construyeron veredas y se ocuparon los lugares vacíos. Se remodeló la Catedral, se construyeron otros edificios y se pusieron faroles delante de las casas. A finales del siglo (1796) se ordenó sustituir los materiales precarios por cerámicos.

Los sistemas de comunicación, comercialización y control del territorio paraguayo se ejercían desde Asunción por medio de los Caminos Reales y los puertos.

a)      Los caminos existentes  eran, el: 1) CAMINO REAL a TAPU’Á, que se dirigía hacia la actual Limpio; 2) CAMINO REAL a LAMBARÉ; 3). CAMINO REAL a CAPI’I PERY, hoy llamado San Lorenzo de Campo Grande, desde donde se abría en dos, cuyos destinos eran: Villarrica y  Piribebuy y los yerbales del nordeste; 4) CAMINO REAL a TACUMBÚ; 5) CAMINO REAL a YSATY; 6) CAMINO REAL a ÑU GUAZÚ; 7) Segundo  CAMINO a TACUMBÚ; 8) CAMINO REAL de la VERA CRUZ;  y 9) CAMINO TAPÉ PYTA. La hoy Avenida Santa Teresa, es la maestrilla que unía  los Caminos Reales de Ñu Guazú y Capi’ipery.

b)      El Camino Real que unía Asunción con Santa Fe (camino de las vacas).

c)   Los puertos de la ciudad eran, el: Puerto de Asunción; Puerto de los Patos; Puerto de los Jerónimos; Puerto del Río Verde; Puerto de las Barcas; Puerto La Lucha; Puerto de la Catedral; Puerto de San Blas; Puerto de San Francisco[12].

 

c.- De la Independencia a la Guerra de la Triple Alianza: 1811 - 1870

En 1821[13], el Dr. Francia con el pretexto de ordenar la ciudad, sobre la trama orgánica estableció el trazado en damero[14]  realizando, de esta manera, la “reforma o redelineado” de la ciudad, que empezó en las zonas menos pobladas y  según Wisner implicó la supresión de las calles tortuosas, las que fueron enderezadas y ensanchadas, dejando de lado muchos edificios los que debían ser demolidos. Algunas de las casas que se salvaron fueron: la Casa Viola, la de la Independencia y la Frasquerí. Los costos de este proceso fueron solventados por el estado y  por las familias que perdieron parte de su propiedad[15].

La reforma respetó el centro cívico y el eje principal. Agrandó la Plaza Mayor, creó tres nuevas plazas y ordenó la construcción de cuarenta nuevas viviendas en terrenos del estado. Dispuso que todas las tierras pasaran a ser propiedad del estado y se darían en alquiler a las familias.

En un intento de mejorar la infraestructura urbana, realizó numerosas obras de canalizaciones; pero las calles siguieron sin tratamiento alguno. Estableció el primer alumbrado público, a base de velas, que desde 1820 corrió a cargo del Estado.

En este periodo no se registran cambios en la tipología de las viviendas ni grandes obras públicas, pues  el gobierno centró sus esfuerzos en la consolidación de la independencia política y económica del país.

A la muerte de Francia, en 1840, le sucedió en el poder Don Carlos A. López, quien al asumir dijo que la ciudad y las villas ofrecían un aspecto muy desagradable. Por eso decidió hermosear la capital, y otras poblaciones, creando una política de inversiones en edificios y obras públicas, a efecto de restaurar el carácter urbano de Asunción. Para lo cual, López contrata a profesionales europeos.

Consolidó el trazado en damero y el eje principal, (hoy Eje histórico), que unía el puerto, la Plaza Mayor y la Plaza de Armas, (hoy “Plaza Uruguaya”  y ex – convento franciscano), frente a la que se ubicó la estación de ferrocarril. En los extremos del eje se localizaban los principales sistemas de transportes: la navegación fluvial hacia el exterior, y el ferrocarril hacia el interior.

Los puertos de Asunción habían que habían  sido clausurados durante el gobierno del Dr. Francia[16], fueron reabiertos en el periodo lopizta. Desde 1849, funcionaron los siguientes puertos: Puerto de San Jerónimo; Puerto del Río Verde; Puerto de Marte; Puerto de la Bahía Negra (ex Puerto de las Barcas); Puerto del Río Blanco; Puerto del Paraná; Puerto del Paso de la Patria; Puerto de la Encarnación (ex. Puerto Santo Domingo); Puerto de la Asunción (ex Puerto La Lucha); Puerto de la Catedral. Posteriormente se creó el Puerto Arsenal. En 1846, llegó el primer barco a vapor, al puerto de Asunción y, en 1853, zarpó el primer barco a vapor paraguayo.

En 1842, una Ordenanza Municipal obligó a la demolición de edificios precarios y a su reconstrucción con materiales cerámicos[17]. En 1849, se crea el registro de la propiedad urbana y, en 1860 se inició el catastro de la ciudad cuyos límites eran: hacia el norte  la bahía; al sur: la calle Pilcomayo; al este las calles San Blas hasta la calle de la Paz, calle Uruguay hasta calle Igualdad, calle Loreto hasta Libertad; calle de San Roque hasta Asunción, calle Tacuarí hasta de la Recoleta (que desde 1642 es el cementerio); al oeste calle de la Aduana[18].

La ciudad creció y surgieron nuevos barrios como: Santísimo Trinidad, Mburucuyá y Botánico. Entre las obras de hermoseamiento de la ciudad citamos: la creación de la Plaza Uruguaya, en 1849, (la cual es remodelada en 1888), y la remodelación o construcción de numerosos edificios.

A Don Carlos le sucedió en el Gobierno su hijo, Francisco Solano López, quien a su regreso de  Europa prosiguió con las obras públicas y promocionó las construcciones civiles, cuya majestuosidad  se incrementó. Fueron contratados, a más de los existentes, arquitectos y profesionales europeos. Los edificios y  viviendas del centro de Asunción, se diferenciaban de la época de Francia, tanto  por los materiales utilizados como por el diseño, la amplitud y el estilo arquitectónico de las mismas. El neoclásico había llegado al país.

El gobierno de los López se caracteriza por la construcción de numerosos edificios y viviendas como: las iglesias de la Catedral, Recoleta y Trinidad, los palacios de Francisco, Venancio, Benigno López, Madame Lynch, y otros; el cabildo, el palacio de gobierno, el oratorio, etc.

 

d.- La post – guerra: 1870 –1900

La guerra había dejado a Asunción parcialmente destruida[19] y los pocos sobrevivientes, unas 127.000 personas se concentraban en la ciudad y sus alrededores. Asunción estuvo ocupada, (y saqueada) por las tropas enemigas, desde finales de 1869 hasta el 22 de junio de 1876, cuando se retiraron los brasileros.

Las medidas de emergencia y reconstrucción cambiaron la estructura urbana. Para  expulsar del centro de la ciudad a las personas pertenecientes a otros distritos se decidió poblar el Barrio de Trinidad y los poblados cercanos a Asunción.

Fueron vendidas numerosas propiedades del estado  con el objeto de recaudar fondos para financiar las obras de infraestructura necesarias tanto en Asunción como en el resto del país, así como para la reparación, conservación y construcción de los edificios públicos. A los paraguayos sobrevivientes se les cedía gratuitamente el terreno con la condición de que construyeran en menos de un año una vivienda. Con estos actos se inició el proceso de privatización de las propiedades [20]

Llegaron a Asunción numerosos extranjeros, entre ellos varios constructores, que trajeron sus costumbres y estilos arquitectónicos que, en casos, eran diferente a los existentes.  Entre los ellos, llegó exiliado el ex – presidente argentino: Domingo Faustino Sarmiento, a quien el gobierno le cedió un solar: (Solar Sarmiento, hoy Colegio Argentino).

La primera Junta Municipal,  se constituyó el 23 de Agosto de 1869[21] y se llamó “Junta Económica Administrativa de la Ciudad de Asunción”. En marzo de 1883,  se aplicó la Ley de Municipalidades en virtud de la cual se instaló, por vez primera, mediante el sufragio popular, el Municipio de Asunción. El cargo de Intendente Municipal se constituyó el 8 de marzo de 1891.

En 1886, se editó un plano de la ciudad de Asunción,  en el cual puede corroborarse lo dicho sobre la topografía del lugar, que estaba surcado por zanjones y arroyuelos. El área urbanizada tenía por límites el río y las actuales calles de Colón, Herrera y México. En ese espacio se ubicaban los principales edificios y plazas: Del Gobernador (frente al correo actual), Libertad (hoy Teatro Municipal), del Puerto, de la Encarnación, de la Unión y la Plaza Chica (sobre la calle Brasil y lugar del mercado posteriormente).

Pocos años después, se ensancharon los límites del área densificada de  Asunción, al abrirse las siguientes calles,(desde Brasil a Perú): 1) Igualdad (25 de Mayo), 2) Progreso (Mcal. Estigarribia) y 3) Libertad (Eligio Ayala). En el año 1888, se lotó el barrio Villa Morra y  en 1898, se inició el Barrio Vista Alegre. Estos dos, junto con el barrio Dr. Francia (hoy C- A. López),  se sumaron a los existentes.

La preocupación fundamental de los diversos intendentes, fue dotar a la ciudad de la infraestructura física y de servicios que le permitiera funcionar como tal, así como la ampliación y el hermoseamiento de la misma. Para lo cual se implementaron numerosas acciones y obras públicas y privadas.

Algunas de las reglamentaciones de la época se refieren a: la limpieza de patios, calles y caballerizas y la prohibición de circulación de carretas por la calle Palma, (1891). En 1894 se reglamentaron las construcciones en general (la altura no podría ser mayor a 14,50 mts y la fachada no menos de 7 mts., las separaciones entre edificaciones no menores a 1,50 mts., quedando  prohibido tener balcones, cornisas o cualquier saliente fuera de la línea municipal, etc.)[22].

Las principales obras de infraestructura fueron: el inicio del sistema municipal de recolección de basuras, (en carretillas y carretas y luego en carros);  el alumbrado público de petróleo de la ciudad que sustituyó al alumbrado de velas se inició en 1869. El servicio de tranvías tirado a mulas contaba con tres líneas: a Villa Morra, a Cancha Sociedad y al Parque Carlos A. López comenzó en 1872 y fue ampliado en 1883 y 1885.

En 1874, se contrató el alumbrado público a gas. La pavimentación de las  calles y la implementación del servicio telefónico comenzó en 1884 y 1885 respectivamente. Se otorgó la concesión del ferrocarril a los ingleses[23]; se amplió el servicio de luz eléctrica que, en 1893, llegó hasta el barrio aledaño a la cancha Soledad ( Gran Hotel del Paraguay). Se creó el Primer Cuerpo de Bomberos Voluntarios y aparecieron los primeros carruajes de alquiler en 1895.

Entre los servicios y hermoseamiento  urbanos citamos: la creación del Mangrullo o cementerio[24],  hacia 1869. En 1873, se inauguró la columna que sostiene la Estatua de la Libertad, (diseñado por Francisco Wisner), en la hoy llamada Plaza Independencia. La construcción de los cementerios públicos se inició en 1879. En 1885, se crearon el Museo Nacional y la Biblioteca Pública que se construyó en1886 junto con el mercado  “Plaza’í” (Brasil c/Mcal. Estigarribia).

En 1887, se autorizó la construcción del puerto y la finalización del Palacio de López (hoy Palacio de Gobierno). En 1893, se comenzó la construcción de la Iglesia de la Encarnación en su nuevo emplazamiento (Haedo y 14 de mayo). En 1896, los descendientes de López vendieron el Jardín Botánico al Banco Agrícola (desde 1947, es de la Municipalidad de Asunción) y, en 1897, se inauguró el edificio del Hospital de Caridad (hoy Hospital de Clínicas).

En el nivel educacional, se creó el Colegio Nacional, (1877); se iniciaron los cursos del Seminario Conciliar, (1880) y, en 1882, se crearon la Escuela de Derecho y el Colegio la Providencia. En 1884, se inauguró el Colegio Dante Aligheri y al año siguiente se creó la Escuela de Agricultura, en Trinidad y dos años después, la Escuela Normal de Maestros y la de Maestras En 1889  se creó la Universidad Nacional de Asunción con la Facultad de Derecho (ex Escuela) y se reabrió la Facultad de Medicina, 1898/1908.

En el plano cultural, los principales logros fueron: la aparición de periódicos como “La Regeneración”, “La Voz del Pueblo”, “El Látigo” y “El Paraguayo”. Otras instituciones socio-culturales fueron: el 1er. Ateneo Paraguayo, (que funcionó entre 1883 y 1889); y la Sociedad Filarmónica  llamada “Sociedad de Cuarteto” (1889). En el plano social, se crearon: el club Libertad (1882) y la Sociedad Argentina de Beneficencia (hoy Casa Argentina) y años después,  la Sociedad Slava  de Socorros Mutuos, (1889). En otro orden de cosas, el mismo año,  se amplían las instalaciones navales con el astillero y el aserradero.

Los asuncenos, durante el largo verano acostumbraban a ir a arroyos, o al “pozo y pileta” (hoy Universidad Católica), al Ycuá Pacová (Cerro Corá y EE.UU), o a las caídas de “El Pasito” ( hoy Parque Caballero).

Junto a estas obras y acciones de carácter público, y algunas privadas, se construyeron numerosos edificios y viviendas particulares de estilo “renacentista”. La ciudad cambió radicalmente su imagen. Las familias ricas construían mansiones fuera del radio céntrico; entre las más famosas citamos las del Gral. Bernardino Caballero (hoy Parque Caballero), la del Dr. Juan G. González (hoy Colegio San José); la de la familia Berthé ( hoy sede del Comando en Jefe del Ejército); la quinta Mangels, (hoy Escuela Nacional de Educación Física), la del Dr. Emilio Aceval (hoy Mburuvichá roga”,  residencia presidencial).

A efectos de promocionar la producción y los servicios se efectuó la 1ª Exposición Nacional, en1892. Entre los comercios e industrias instalados en este periodo citamos algunos, como: la principal carbonería, (1875/1906 – Antequera y 25 de mayo); la primera fábrica de hielo, en 1880, instalada por la firma Pecci y la Casa Francesa; la 1ª fábrica de fideos y pastas alimenticias (1883); la primera cervecería de asunción (1896); la zapatería Pusineri (1897 y fábrica de calzado desde 1910),  [25] Para el manejo del sistema financiero se creroan: la Bolsa de Comercio (1883),  el Banco del Paraguay y Río de la Plata (1889) y el Banco Mercantil (1897).

 

e.- De 1900 a 1980  

A inicios del siglo XX, la ciudad recobró su fisonomía urbana. Con la introducción de los transportes terrestres, Asunción abandonó el crecimiento y la mirada hacia el río y se desarrolló, fundamentalmente hacia el este, pero siempre radialmente, sobre las avenidas (ex Caminos Reales) que facilitaban la comunicación con el resto de la Región Oriental del Paraguay y con el exterior.

En los espacios públicos se realizaron actividades cívicas y culturales volviendo a adquirir vigencia el centro cívico. Con el tiempo, se le superpusieron los centros administrativos y comerciales, expulsando a las viviendas, cambiando su carácter y originando, de alguna manera, el deterioro urbano que hoy lo caracteriza. La ciudad expandió sus límites edificados al mismo tiempo que se densificó el centro.

En 1901, llegaron al país los inmigrantes sicilianos, algunos de los cuales se asentaron en los Barrios Gnal. Díaz, Tacumbú y Tuyucuá. El proceso de inmigración se frenó durante los periodos de la crisis del “modelo liberal”[26] , de la Guerra del  Chaco y, posteriormente. después de la Revolución de 1947 y el periodo de inestabilidad política que le sucedió.

El crecimiento tomó un nuevo impulso en al década del sesenta, debido a una mayor inserción de la economía paraguaya en el sistema mundial mediante la mecanización agrícola, cuyo resultado fue una masiva expulsión de habitantes del campo a la ciudad.  El resultado fue una ocupación mayor del territorio y la densificación del centro urbano, especialmente desde la década de los ochenta, con la construcción de edificios en altura modificando, de esta manera, el paisaje urbano.

El proceso de densificación y crecimiento de Asunción, de la primera mitad del sigo, fue producto del loteamiento de quintas y solares privados, pues en 1906 se decreta la Ley sobre la imprescriptibilidad de las tierras fiscales. En este periodo, salvo las áreas de ocupación precaria de traza orgánica, la ciudad creció, barrio por barrio, urbanización por urbanización, con un  trazado reticular. Sin embargo, las principales vías de acceso casi no variaron desde la fundación de la ciudad, excepto la avenida  Mariscal López que abierta a fines del siglo XIX.

A más de los barrios ya mencionados, de principios de siglo hasta 1980, se crearon  los siguientes: Las Mercedes, Mcal. López, Itá Pytá Punta (hoy San Antonio), Sajonia, Tablada Nueva, Pettirossi, Ciudad Nueva, Bernardino Caballero, Barrio Obrero, Gnal. Díaz, Nazareth, Cañada de Ybyraí, Virgen de Fátima, Loma Pytá, Mbocayaty, Salvador del Mundo, Ñu Guazú.  Desde 1950, el proceso de densificación se desarrolló, principalmente, ocupando las capueras y las márgenes del río. Los nuevos barrios son: Pinosa, Barrio Jara (ex Tuyú cuá), Luis A. De Herrera, Bella Vista, San Vicente, Santo Domingo, San Cristóbal, Manorá, Ytay, Santa María, Ycuá Satí, Las Lomas, San Jorge, Madame Lynch, De la Residenta, Roberto L. Petit,  Republicano, Santa Ana. Virgen del Huerto, Mcal. Estigarribia, Villa Aurelia, Itá Enramada, Bañado, San Rafael, Bañado Cará Cará, Hipódromo.

A pesar de esta expansión, la población de Asunción es casi la misma en el periodo intercensal 1972-82, pues de su superficie se desmembró el Municipio de Lambaré.

Entre las principales Ordenanzas Municipales de este periodo citamos: la implantación del sistema métrico decimal (1901) y, al año siguiente, la donación al Uruguay de una hectárea de terreno, en el Botánico para el Solar Artigas (hoy funciona una escuela). En 1909, se disolvió el Cuerpo Bomberos y el Escuadrón de Seguridad. En 1917, se dictó la ordenanza referente a la construcción de garajes y en 1920, por primera vez, los Concejales de Asunción perciben una Dieta por su trabajo[27] .  En 1928 se adoptó el Escudo Oficial de la Ciudad de Asunción; se prohibió el consumo de bebidas alcohólicas los días domingos[28]. En 1931, se autorizó la ocupación de la propiedad de la sucesión Uriarte (adquirida en 1918 y origen del Barrio Obrero). En la década del 70, se elaboró el Plan de Desarrollo y las Ordenanzas respectivas.

Algunas de las obras de infraestructura fueron: en 1906, se autorizó  la instalación y ampliación del sistema de agua corriente,  cloaca y alumbrado público y se inició el empedrado de 10.700 m2 de calle[29], 40.000 más en 1911 y desde 1945, con mayor intensidad se desarrollan los servicios mencionados pues se habilitaron nuevas calles[30]. En 1919, la Municipalidad habilitó varios hornos para incinerar la basura en Puerto Sajonia y compró la quinta Caballero (hoy Parque). En la década del cuarenta, se inició el mejoramiento de las calles de Asunción asfaltando y construyendo ordenadores de tránsito, como paso a nivel, rotondas, etc., muchas veces adornados con estatuas y jardinería. En 1954 se creó la Corporación de Aguas Sanitarias de Asunción[31], que inauguró el sistema en 1959.

Se instaló, en 1910, la red de tranvías eléctricos y en 1929, se habilitaron los primeros trenes suburbanos. Se inició la construcción de la Ruta II, (1940) desde el lugar asunceno conocido como “Dos Bocas”.  Desde 1950, las compañías aéreas Braniff, Panair do Brasil, Pluna y Real comienzaron a operar desde Asunción, pues sólo lo hacia Aerolíneas Argentinas, y desde 1980, utilizan el nuevo aeropuerto.

Algunas de las obras de servicio urbano de la ciudad fueron: en 1909, la ampliación del Puerto de Asunción[32] y la construcción del edifico de Aduanas y en 1916, la  contratación de los servicios de una compañía inglesa para obras portuarias y del banco San Miguel, que fueron realizadas a medias. En 1917 se construyó el Cuartel de Tacumbú, se clausuró el Cementerio El Mangrullo y se habilitaron, en 1918, el Cementerio Israelita, y el Cementerio del Sud; en 1921, se  clausuró el cementerio español y se lo trasladó al lado de la Recoleta.

En 1909, se construyó el Mercado Modelo Nº 1, (hoy Plaza de la Democracia), demolido en el 40 y trasladó al Mercado Nº 4. En el 40, se demolió el mercado “Plaza’i” y se construyó el Mercado Municipal Nº 1,  (Independencia c/Te. Fariña), y en el 44, se habilitaron ocho mercados barriales. Funcionan, además, numerosas ferias populares.

En 1911, se compró el Palacio Patri para residencia presidencial y hoy sede del Correo Central. En 1936, se creó el Ministerio de Agricultura y el de Salud, que se mudó a su actual edifico en 1944. En este mismo año, se crearon el  IPS (cuyo actual edificio se inauguró en 1956),   y el Sanatorio Bella Vista y en el 54, el Policlínico Policial “Rigoberto Caballero”. En 1955, se creó la penitenciaría modelo (Avda. Acosta Ñü e Iturbe). Al año siguiente se construyó el Frigorífico Nacional (España y Brasil) y se remozó el Estadio Defensores del Chaco. En el 58, se construyeron la Biblioteca Nacional y el Ministerio de Defensa. En 1961 se inauguró el Hotel Guaraní. Al año siguiente, se creó el Instituto Paraguayo de la Vivienda y, tres años después, llegó la televisión a Asunción.

Entre la obras de hermoseamiento, citamos: la adquisición, en 1909,  de estatuas de Francia para adornar la costanera y al año siguiente, se demolió la antigua Casa de los Gobernadores para la creación de la Plaza Constitución.. Se hermosearon las plazas Constitución, Independencia y San Roque, (1917). En 1921, los alumnos plantaron árboles en el Parque Caballero, para celebrar el Día del Árbol. En 1926, se inauguró la Escalinata Antequera.

En la década de 1930, el Intendente José P. Guggiari se dedicó a hermosear la ciudad plantando palmeras, al lado del Palacio Legislativo, sobre la Avenida Mcal. López, etc., que en parte hasta hoy se conservan. En 1936, se terminó de construir el Oratorio de la Virgen de la Asunción y se demolieron varias viviendas de la manzana para los jardines y la plaza. En el plano educativo las principales acciones fueron: la clausura del Colegio Monseñor Lasagna (1902) y su rearpetura al año siguiente. En 1904,  se autorizó la construcción del Colegio Nacional de Niñas y se inauguró el Colegio San José. En 1921, se creó la Escuela Normal de Profesores (ex Escuela de Maestros) y, en 1931,  la Escuela de Guerra;                              

En el plano universitario, a principios de siglo se reabrió la Facultad de Medicina. En1921, se creó la Escuela de Agrimensura. En 1926, se reformó la Universidad y se creó la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas (ex Escuela de Agrimensura). En el 29, se creó la Escuela de Odontología (Facultad desde 1937), y en 1931, la Escuela de Ciencias Económicas. En 1938, se creó la Facultad de Química y Farmacia (ex Escuela de Farmacia) y en 1944, la Escuela de Humanidades (Facultad de Filosofía, desde 1948). En 1957, se inauguraron la Facultad de Arquitectura, la Escuela de Bellas Artes, la Escuela de Administración Pública y el Instituto de Ciencias, y en 1957, el Instituto de Ingeniería Electrónica. En 1960, se creó la Universidad Católica.

En lo cultural y social, se creó en 1904 la Academia de Bellas Artes. Aparecieron los primeros clubes sociales y deportivos. Se clausuraron algunos periódicos (1908) que se reabrieron  en 1912, (El Nacional, El Tiempo, El Colorado), año en que se iniciaron las transmisiones radiofónicas y la exhibición de cine. Se concedió al Club Mbiguá 25 hectáreas del Banco San Miguel (1921)[33].  En 1909, se inauguró el Museo Juan S. Godoy y en 1913, se creó el Gimnasio Paraguayo que unido al  Instituto Paraguayo fue la base de la refundación, en 1934,  del Ateneo Paraguayo. En 1957 se creó la Orquesta Sinfónica de la Ciudad de la Asunción

En el plano industrial, comercial y de servicios, en 1906 se inauguró el Gran Hotel del Paraguay y la fábrica de tejidos (Palma c/15 de agosto) así como numerosas oficinas, manufacturas comercios y servicios que fueron multiplicándose, especialmente desde la década del cincuenta.

Como apoyo a estas actividades, en 1906 se crearon el Banco Paraguayo y La Paraguaya de Seguros; al año siguiente se inauguró el Banco de la República (hoy Farmacia Scavone). En 1916, se creó la Oficina de Cambios que se convirtió en Banco del Paraguay en 1944, mudándose a su edificio sobre la calle Independencia al año siguiente. En 1961 se creó el Banco de Fomento (ex Banco del Paraguay). En la década del 80, se crearon diez y ocho bancos privados y dos oficiales, así como numerosas instituciones financieras y de ahorro.

En el plano privado, institucional o individual, a más de lo mencionado, se habilitaron nuevas Parroquias y se procedió a la demolición, remozamiento o construcción de iglesias. Se construyeron numerosas viviendas con la participación de arquitectos paraguayos, que prosiguieron sus estudios en el extranjero, (desde la década del sesenta egresan arquitectos en el Paraguay), y trajeron al país las propuestas del movimiento moderno.

 

 

 

 

   

5. Elementos Patrimoniales existentes en la actualidad 

1. Vestigios de la Traza original

Los vestigios más evidentes se encuentran:

1. alrededor de la ex - Plaza Mayor, sobre la calle El Paraguayo Independiente y Alberdi

2. en la calle Comuneros entre Independencia y Yegros, entre el antiguo seminario o la ex - cárcel y la Catedral

3. la traza de la calle El Paraguayo Independiente, el llamado “Eje histórico”

frente a la capilla del ex - Colegio Jesuítico

4. el barrio San Jerónimo

 

2. El trazado del Dr. Francia y de López

Todo el trazado de las calles comprendidas entre las calles Tacuarí (este), Colón (oeste), el río Paraguay (al norte) y la calle General Díaz.

 

3. Vestigios de la traza de los antiguos Caminos Reales

Parte del antiguo segundo  Camino Real de “Tapuá”, son parte de la calle Independencia y de la Avda. J. F. Bogado. Vestigios del tercer Camino Real Calle Pettirossi y Avenida Eusebio Ayala hasta la Laguna Pyta (1ª. Posta). El Camino Real a Ysaty, nacía en Dos Bocas, hoy Avda. Dr. Fernando de la Mora. Parcialmente el Camino Real a “Ñu Guazú”, se conservan en las calles: J. De Salazar, España, Avda. Mariscal López ( a la altura de la Recoleta):

 

4. Calles con varios elementos de valor patrimonial

El Paraguayo Independiente, Presidente Franco, Eligio Ayala, Mariscal Estigarribia, Mariscal López, España, Avenida Pettirossi, Avenida Colón., Sebastián Gaboto, etc.

 

5. Callejas de la  colonia

Pasaje Encarnación, Pasaje Jaen, Callejón Histórico, Pasaje Yegros, Pasaje Recalde, Pancha Garmendia, Calle Comuneros (parcialmente)

 

6. Barrios o centros de barrio de valor patrimonial

San Jerónimo, Las Mercedes, Barrio Obrero, Chacarita alta, Punta Carapa,      Bernardino Caballero, Trinidad, Barrio Jara.

 

7.  Edificios del periodo colonial

Casa de la Independencia; Casa Viola, Casa Fernández-Montiel, Casa Castelví (Casa Serra), Capilla del ex – Colegio Jesuítico

 

8. Edificios del periodo de Don Carlos A. López

Estación del Ferrocarril, Choza de Vicente Barrios (Avda. Artigas y Perú), Quinta Nanawa (Stma. Trinidad), Quinta Guanes-Machaín, (inmediaciones de Kubitschek y España), Casa Alta del Jardín Botánico, Cabildo d Asunción (hoy Palacio Legislativo, Antiguo Seminario (Callejón Comuneros), Catedral de Asunción, Iglesia de Santísima Trinidad, Iglesia de la Recoleta

 

9. Edificios del periodo del Mariscal Francisco Solano López

Palacio de Gobierno, Oratorio de la Virgen de la Asunción y Panteón Nacional de los Héroes, Teatro Nacional  (hoy Edificio de Impuestos Internos), Palacio de Venancio López (hoy Hotel Colonial), Residencia del General Vicente Barrios, Casa de Madame Lynch (hoy Facultad de Derecho), Residencia de Benigno López, etc.

 

10. Edificios de la post-guerra del 70

El ex – Colegio Militar, el Departamento de Policía, la Cárcel Pública, panteones en la Recoleta, conjunto de viviendas de la calle Alberdi, algunas quintas de la Avda. España, etc.

 

11. Edificios del siglo XX

Viviendas de las calles Eligio Ayala y Mariscal Estigarribia entre Tacuarí y Brasil, la Casa Fratta, Hotel Hispania, Casa Art Noveau, edificios de la calle Presidente Franco,  etc. Quinta Iduna (hoy Escuela de Educación Física), Iglesia de San Francisco, Iglesia d la encarnación, Ministerio de Salud., Universidad católica, Banco de Fomento, Cervecería Paraguaya, residencias de la calle Mcal López, etc.

 

12. Lugares y sitios de interés desde la posguerra

El Parque Carlos A. López (el ex–mangrullo); el Jardín Botánico (ex-quinta de los López); el Parque B. Caballero;  la escalinata Antequera; el Parque Ñu Guazú, la costanera, etc

 

13. Obras de hermoseamiento que persiste

Las palmeras plantadas por J. P. Guggiari; el arbolado de la calle Mariscal López; las estatuas de la costanera, etc.

 

 

 

 

6. Conservación

Estado de conservación

a. La traza antigua se conserva en buen estado. Hay deterioro de los edificios del entorno

b. La traza nueva, en su equipamiento, está en estado regular de conservación

 

Autenticidad

No se conservan los materiales originales de las calles, pero si el de los edificios

 

Integridad

No se conserva la traza original totalmente, la existente actual está superpuesta sobre la original, es del siglo XIX y XX

 

Protección jurídica y administración responsable

Sólo existe protección legal para algunos edificios y sitios, por medio de una     Ordenanza Municipal

Grado de implicación social de la población en la protección del bien

La población no se implica en la protección del patrimonio, más bien, busca los medios necesarios para evadir las leyes de protección

 

Principales ensanches y transformaciones en la Traza

Los principales ensanches de la traza se dan a partir de la post-guerra del 70 y, especialmente, desde mediados del siglo XX

 

Entorno

El centro histórico de la ciudad de Asunción, hacia el norte, da sobre la bahía de Asunción. El cuidado de la vista hasta principios del siglo XX era muy importante.

Actualmente, este paisaje está muy deteriorado, excepto en la zona del Palacio de Gobierno donde se realizaron obras de recuperación.

 

Protección del entorno

No existen instrumentos de protección del entorno.

Existe el peligro de destruir parte del entorno y del paisaje original debido a los proyectos de consolidación de las áreas del río ocupadas.

 

Degradación ambiental

La ciudad de Asunción tiene una alta degradación ambiental, natural, sonora visual, etc.

Existen leyes nacionales de protección ambienta, pero no referentes específicamente a Asunción.

 

 

 

 

 

 

 

 

8. La autora

 

 María Teresa Gaona



María Teresa Gaona, es miembro de ICOMOS


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

9. Bibliografía parcial

AMARILLA FRETES, Eduardo, Asunción, madre de ciudades (La fundación de Buenos Aires),  Asunción, Imprenta Nacional, 1942

BRITEZ de ZAYAS, Elba, Paraguay: en los umbrales del siglo XXI, Asunción, Imprenta Cromos, 1986

CARDOZO, Efraín, Breve historia del Paraguay, EUDEBA, Buenos Aires, 1965

                        El Paraguay independiente, Editorial Salvat, Barcelona, 1949

CAUSARANO, M. y CHASE, B., Asunción: Análisis histórico ambiental de su imagen urbana. Álbum Gráfico, Asunción, Editora Litocolor, 1988

CHÁVEZ, Manuel, El Paraguay Ilustrado, Asunción, s/e, 1918

                        Guía General del Paraguay, Asunción, Talleres Nacionales “H. Kraus”, 1927

DAVIES, Jhonn, Letters from Paraguay , Londres, G. Robinson, Paternoster-Row, 1805

DUARTE de VARGAS, Alberto, Cartografía Colonial Asunceña, Asunción, Academia Paraguaya de la Historia, Municipalidad de Asunción, 2001

DURÁN Margarita, La Estación Central del Ferrocarril, Asunción, AECI, 1999

                        Evolución Arquitectónica e histórica del Teatro Municipal de Asunción, Asunción, Academia Paraguaya de la de la Historia, 1998

                        La Iglesia de la Catedral de Asunción, 1537-1987, Asunción, Biblioteca de Estudios Paraguayos, UCA, 1987

                        Oratorio de la Virgen de la Asunción, Asunción,  Arzobispado de Asunción, 2000

                        Templos de Asunción, 1537-1860, Asunción, Biblioteca de Estudios paraguayos, 1987

                        Universidad Católica. Origen y Evolución Arquitectónica, Asunción, Biblioteca de Estudios Paraguayos, 2000

ESCALADA, J. M., “L a fundación de las ciudades de Asunción i Buenos Aires”, Folleto de la Conferencia dada en el Instituto Cultural Argentino – Paraguayo, el 21 de julio de 1935, Buenos aires, s/e, 1938

FILÁRTIGA, Ladislaa, Breve historia sobre la Biblioteca Municipal de Asunción, Asunción, folleto edición del autor, 1999

FLORES de ZARZA, Idalia, Contribución  material, espiritual y heroica de la Asunción en la fundación de Buenos Aires, 1590, Asunción, folleto, Academia Nacional de la Historia, 1892

GILL AGUINAGA, Juan, “Asunción de Antes y sus Caminos Reales”, separata del Anuario de la Academia de Paraguaya de la Historia, Asunción, 1973

GILL, Esperanza, Testimonios de la Asunción. Crecimiento y desarrollo en sus 450 años, Edición del autor, Asunción, 1987

GIMÉNEZ CABALLERO, Ernesto, “Asunción Capital de América”, Separata  de la Revista de Estudios Políticos, Nº 169 – 170, Madrid, Instituto de Estudios Políticos, 1970

GONZÁLEZ, Juan Natalicio, El Paraguay contemporáneo,  Paris - Asunción, Indias, 1929

                        Proceso y Formación de la Cultura Paraguaya, Asunción, Editorial Guarania, 1948

GIURIA, Juan, La Arquitectura en el Paraguay, Buenos Aires, UBA, 1950

GUTIERREZ, Ramón, Evolución Urbanística y Arquitectónica del Paraguay: 1537-1911,  

                      Departamento de Historia, Universidad del Nordeste, 1981

IBARRA, Alonso, Asunción “amparo y reparo de la conquista del Río de la Plata”, Asunción, El Arte, 1935

KALLSEN, Osvaldo, Asunción  sus calles, Asunción, Junta Municipal de Asunción, 1998

                        Historia del Paraguay Contemporáneo, 1869-1893, Asunción, s/e, 1983

KRUIGER, Hildergar, Der Cabildo von Asunción, Frankfurt , Peter D. Jang, 1979

LAFUENTE MACHAÍN, R. de, La Asunción de antaño, Buenos Aires, Talleres Gráficos Amorrortu, 1942

                        El proceso fundacional de la Asunción del Paraguay, México, Academia Nacional de la Historia y Geografía, 1930

                        La Virgen de la Asunción y su Oratorio, Buenos Aires, Talleres Gráficos de S. De Amorrortur, 1940

LAÍN DE ABEIRO, R, Escuela del Solar Artigas, Asunción, s/e, 1967 

LATERZA, Gustavo, Historia del Municipio de Asunción: desde sus comienzos hasta nuestros días, Asunción, GG Servicios Gráficos, 1995

LIBRO DE ORO DE LA CIUDAD DE ASUNCIÓN,  1537-1987, Álvaro Ayala Producciones, 1987

LIEBIGS EXTRAC OF MEAT COMPANY LIMITED,  Zeballos Cué , Paraguay ,  1965

LOMA, Borja, La Asunción de narciso Barrios, Asunción, Don Bosco, 1996

LÓPEZ DECOUD, Arsenio, Album Gráfico de la república del paraguay, 1811-1911, Buenos Aires, Talleres Gráficos de la Compañía General de Fósforos, 1911

MONTE-DOMEQ, Francisco, ¿Quién es quién en el Paraguay?, Asunción, F. Monte-Domeq, 1941

¿Quién es quién en el Paraguay?, Asunción, F. Monte-Domeq, 1945

¿Quién es quién en el Paraguay?, Asunción, Artes Gráficas Libertador, 1955-56

¿Quién es quién en el Paraguay?, Asunción, MD & Asociados, 1991

MONTE-DOMEQ, Raúl, ¿Quién es quién en el Paraguay?, Asunción, R. Monte- Domeq, 1994

                        ¿Quién es quién en el Paraguay?, Asunción, MD & Asociados, 2000

MORENO, Fulgencio, La ciudad de Asunción, Editorial Casa América, Asunción, 1968

                        Ensayos sobre Historia Colonial del Paraguay

MUNICIPALIDAD DE ASUNCIÓN, Museo Memoria de la Ciudad, Asunción, Folleto,  Municipalidad de Asunción, Dirección de Cultura, s/año

                        Construcción de casas en Villa Victoria, Asunción, Municipalidad de Asunción, 1965

                        Municipalidad de la Ciudad Santa María de la Asunción, Asunción, Zamphirópolos, 1967

                        Historia Edilicia de la Ciudad de Asunción, Van Humbeck, Antonio (coord.), Municipalidad de Asunción, Departamento de Cultura, Arte e Historia,  Asunción, Zamphirópolos, 1967

                        Hacia una ciudad saludable y sostenible, Asunción, Municipalidad de Asunción, Departamento de Medio Ambiente, 1995

OLMEDO, Agustín, Historia del Colegio “Mariscal Francisco Solano López”, 1915-1985, Asunción, Imprenta Militar, 1990

ORTIZ MAYANS, Antonio, Evocaciones de la Asunción, (1915-1930), Asunción, EMASA, 1967

PACHECO-Y-OBES, M., Le Paraguay son passé son présent et son avenir par un extranger qui avecú long tems dans ce pays,  Paris, Imp, Madame de Lacombs, 1851

PAGE, M. TH., Le Paraguay et les Republiques de la Plata, Paris, s/e, 1851

PASTORE, Carlos, La lucha por la tierra en el Paraguay, Editorial Antequera, Montevideo, 1972

PARAGUAY, Sub-Secretaría de Informaciones y Cultura, El palacio de López, Asunción, A.G. Zamphirópolos, 1987

PAREDES, d. Augusto (ed), Álbum Gráfico de la república del Paraguay, Asunción, Artes Gráficas REM, 1941

PEÑA VILLAMIL, Manuel, La fundación del Cabildo de Asunción: antecedentes históricos y jurídicos,  Asunción, El Gráfico, 1969

                        Hija del silencio, Asunción, Don Bosco, 1992

PÉREZ, Juan, Los archivos de la Asunción del Paraguay,  Buenos Aires, Facultad de Filosofía y Letras, Imprenta y Casa Editora CONI, 1923

                        El aporte italiano al progreso del Paraguay, (1527-1930), Asunción, Sociedad Científica del Paraguay, 195

PISTILLI, Vicente, La primera fundación de Asunción. La gesta de Juan de Ayolas, Asunción, Ed. El Foro, 1987

PLA, Josefina, Apuntes históricos descriptivos sobre algunos templos paraguayos, Buenos Aires, Talleres Gráficos de Domingo E. Taladrizt, 1968

                        El barroco hispano-guaraní, Asunción, Editorial del Centenario, 1975

PRIETO, Manuel, Los Barrios de Asunción, Asunción, Ultima Hora, 2000

RIVAROLA, Domingo, Factores históricos y sociales en la evolución de la población en el Paraguay, CPES; Asunción, 1970

SÁNCHEZ QUELL, Hipólito, Comentarios. Actualidad asunceña, cosas del tiempo, Asunción, Editorial El Arte, 1953

VELAZQUEZ, Eladio, La población del Paraguay en 1811, Asunción, mmimeo, 1965

                                      La población del Paraguay en 1682,  CPES, Asunción,  1972

VERÓN, Luís, Asunción. Recuerdos de entrecasa, Asunción, Municipalidad de Asunción, 1998

VIOLA, Afredo, Breve Reseña del Desarrollo Cultural, Asunción, s/e, s/a

ZUBIZARRETA, Carlos, Historias de mi ciudad, Asunción, Editorial EMASA, 1964

 

 

Realizado por: María Teresa Gaona, Arq.



[1] Según Cardozo, la ciudad fue fundada como casa-fuerte llevaba  el nombre de “Nuestra Señora Santa María de la Asunción”. Su nombre actual se debe al Acta Fundacional de la ciudad

[2] Según Cardozo, esta fundación fue “revolucionaria”, pues el Adelantado Don Pedro de Mendoza no estaba autorizado a fundar Ciudades. La fundación convierte a los territorios conquistados en Provincia Española.

[3] Durante el Gobierno del Doctor José Rodríguez de Francia este puerto fue clausurado

[4]  Los Censos de 1950, 1962 y 1972, incluyen los habitantes de Lambaré, que formaba parte de Asunción

[5] Las razones de la inexistencia del trazado en damero, en esta época, difiere entre los autores. Algunos

opinan que la topografía de la ciudad no permitía hacerlo y, otros piensan, que no se llevó a cabo  porque la fundación de Asunción es anterior a las Leyes de las Indias.

[6] Otros arroyos de Asunción, alguno de los cuales ya no existen  son: Ycvuá Satí, Pozo Colorado, Jaen, Mburicaó

[7] En 1545, Irala diseñó el escudo de la ciudad  en el cual estana las efigies de  la Virgen de la Asunción  y de San Blás, una Casa – fuerte y un cocotero.

[8] En 1845 y en 1930 se las reconstruye

[9] Esta situación geográfica permitió a muchos autores decir que Asunción al igual que Roma se asentaba sobre siete colinas.

[10] La Plaza estaba ubicada entre las actuales calles: 14 de Mayo, Chile, El Paraguayo Independiente y la Barranca del Río.

[11] En 1796, se prohíbe jugar a las cartas antes de la misa mayor del domingo.

[12] Según Verón, estos puertos eran: San Jerónimo, Arroyo Verde, Marte, Bahía Negra, Río Blanco, Del Paraná, Paso de Patria, Del Colegio, De la Asunción y De la Catedral.

[13] Según Wisner de Mongenster, esta reforma se realizó en 1823

[14] Si bien es cierto que se realiza el trazado en damero este no se consolida hasta el gobierno de López.

[15] Resulta paradójico que el trazado en damero de la ciudad de Asunción se haya realizado después de habernos independizado de España y no durante la época colonial, cuando regía  las Leyes de las Indias.

[16] Según Gill Aguinaga, todos los puertos de Asunción fueron clausurados. Viola aclara que el comercio del Paraguay se desarrollaba a través de puertos controlados,  hacia el sur para comercializar con el Río de la Plata y al norte para comercializar con el Brasil.

[17] La Ordenanza obliga a los propietarios que no tienen medios para emprender la reconstrucción, a vender sus terrenos.

[18] Estos límites de Asunción continúan hasta 1938.

[19] Para Gutierrez, los daños causados por la guerra eran mínimos.

[20] De este modo se pasó de un modelo de estado fuerte y propietario de las tierras a un modelo liberal.

[21] Otros autores dan como fecha el 16 de febrero de 1872.

[22] Esta reglamentación es uno de los motivos del origen de las viviendas que Gutierrez califica como de “fachada tapa”

[23] Debido a la indigencia en que la guerra sumió a muchas familias paraguayas, se habilita un vagón gratuito especial para los pobres. De esta  época es el famoso “tren lechero”

[24] Este cementerio fue inicialmente de los brasileros.

[25] Surge la Primera Organización Obrera del Paraguay.

[26] Las constantes revoluciones dañaran la ciudad que fue bombardeada y ocupada por las tropas rebeldes, en 1912/3; 1922/3, 1947 y 1954 y 2001

[27] La iniciativa fue presentada por Genaro Romero en 1903.

[28] Como la prohibición sólo tenía vigencia en la jurisdicción de la Policia, se podía beber en el área de Asunción controlada por la Marina.

[29] En 1906, llega el primer automóvil a Asunción.

[30] Como dato curioso: en 1947 de concede el primer registro de motocicleta

[31] En 1966, opera en todo el país.

[32] En 1831, llegan a Asunción, procedentes de Italia, los cañoneros “Paraguay” y “Humaitá”

[33] En 1929, se inicia el hipódromo, que se reabre en 1955.

 

www.icomos-ciic.org